El fundador del Centro de Veteranos de Guerra de La Pampa dio la nota emotiva en la carrera A Pampa Traviesa al completar la media maratón bajo una lluvia de aplausos. “Es muy lindo todo esto”, destacó tras cruzar la meta.

 En medio de la fiesta del deporte que se vivió en la mañana del domingo en Santa Rosa, el excombatiente en Malvinas, Carlos Calmels, fue el protagonista de uno de los momentos más emotivos de la jornada.

En su infatigable y encomiable labor de relatar apasionadamente al minuto cada una de las eventualidades de la carrera, Daniel Wilberger y Oscar Feito anunciaban desde el escenario que Calmels estaba por cruzar la meta. Instantáneamente, la gente estalló en un sonoro reconocimiento para el oriundo de General Pico, que elevó los brazos al cielo y completó los 21 kilómetros visiblemente emocionado.

“A una semana de haber recordado todo lo duro de la tundra malvinera, valió la pena llegar acalambrado pero con mucho orgullo”, fueron las primeras palabras del fundador del Centro de Veteranos de Guerra de La Pampa al cerrar el circuito de 21 kilómetros.

Calmels pasó 52 días en las Islas Malvinas como integrante de una brigada dependiente del Batallón Logístico 3, de Curuzú Cuatiá, Corrientes. En ese período alternó entre guardias en los depósitos de municiones y traslado de heridos al hospital militar.

Hoy, 35 años después, corrió por primera vez una media maratón en su provincia y, pleno de orgullo, contó sus sensaciones tras completar la proeza: “Es muy lindo todo esto. Pensé en la familia, que es la que te contiene para no hacer cagadas como veterano de guerra y suicidarte o drogarte”, relató.

“Inclinarte por el deporte es algo hermoso. Te despeja mucho, te ayuda, hay muy buena gente que te acompaña”, contó Calmels en medio de una A Pampa Traviesa que, a pesar de las dificultades terminó siendo un éxito. 

Fuente-TyCsports.com


Lo más leido de la semana