En el Coloso del barrio Talleres, Ferro de Pico obtuvo un triunfo fundamental que le permite recuperar terreno en esta revalida.

El resultado final fue por 2 a 1. Los 45 minutos iniciales no dejaron demasiado. Se jugó con muchas imprecisiones, poco fútbol y una cancha demasiado rápida producto de la lluvia de los últimos días.

Cuando nada hacía pensar en un gol, la defensa del local pierde una pelota que le queda a Kevin  Guajardo quien ensaya un centro débil hacia el medio, Facundo Montero en su afán de despejar, termina metiéndola contra el arco de Rago.

A los 26 minutos llegaría el empate para el equipo local a través de César Cocchi y en el segundo tiempo, Federico Almerares, el goleador, del equipo puso cifras definitivas a los 25 del complemento.

Cuando se moría el partido, casi lo termina empatando Deportivo Roca que se había volcado al ataque.

El pitazo final pone cierto marco de tranquilidad en el equipo local, dejando a todos muy juntos en la tabla de posiciones.


Lo más leido de la semana