Esta tarde, Ferro de General Pico arrancó los trabajos de pretemporada en el Country del club.

En esta oportunidad, estuvo la mayoría del plantel presente y algunos jugadores de las divisiones inferiores. Solamente estuvieron ausentes el goleador Daniel Néculman y el enganche del equipo, Sebastián “Pulpito” González.

En el caso de Néculman, continúa la incertidumbre por su continuidad o no en el club. Para que el delantero emigre, deben depositar US$ 6.500 dólares, mientras que el “Pulpito” González podría emigrar al fútbol chileno, aunque su situación todavía es incierta y deberá hablar con los dirigentes del club de barrio Talleres.

Por otro lado, desde la dirigencia de Ferro tienen la intención de contratar un delantero y un volante de renombre.

Finalmente, está la intención de bajar algunos contratos de jugadores para que puedan tener continuidad y jugar en el fútbol local.


Lo más leido de la semana