Ya se habían visto las caras en los cruces, donde All Boys, con un muy buen juego en el “Volcán” de barrio Pacifico logró una contundente victoria sobre Cultural Argentino, ganándose la posibilidad de jugar hasta el final, donde en los penales dejo afuera a Lawn Tennis de Monte Nievas.

Ahora, se miraban nuevamente frente a frente. Por el lado de All Boys, sabía que necesitaba de un triunfo para ganar el clausura  y  meterse en la finalísima anual.  Cultural, ganando, se quedaba con el Tri campeonato y la copa Challenger.

Sabedores que había de un lado y del otro, los primeros minutos fueron de estudio por parte de ambos equipos, con pocas situaciones generadas que morían en los rechazos de las defensas, dentro del marco de fútbol que permitía el fuerte viento reinante.

El “Cultu” esta vez no dejaba demasiados espacios en defensa, como paso en el partido anterior, pero la pelota no llegaba de manera clara a Salaberry , Cohello  y Rubiano , quienes quedaban demasiado solos ante la defensa de Trenel.

En All Boys, Miguel Rivero quedaba demasiado solo en el medio, sintiendo por demás la ausencia de Mario Caballero, que ayer no pudo estar presente, mientras que Morell y Besso se perdían ante la marca de Lucero y Martín.

El primer tiempo se iba casi sin pena ni gloria, aunque ya a esa altura, Morell había visto la roja, producto de un codazo aplicado a Siage, mientras que, en Cultural, se iba lesionado Rubiano casi al término del mismo.

En el inicio del segundo tiempo arranco de manera muy similar, aunque el viento a favor en este caso favorecía a los dirigidos por Carcaterra.

A los pocos minutos, tras doble amonestación, veía la roja Abel Barbero y a esa altura, dos de diferencia era mucho, aunque, dos minutos después, Ramirez de Cultural Argentino veria la roja directa y ya la diferencia en números se achicaba.

All Boys llegaba menos, Cultural buscaba más pero el cero se mantenía en ambos arcos, hasta que, promediando el segundo tiempo, un tiro libre desde el sector derecho del ataque “turco” , falta cometida por Espir, quién también se iba expulsado en Trenel, le posibilita a Salaberry clavarla al ángulo superior izquierdo de Marchisio, que pese al esfuerzo, nada pudo hacer.

1 a 0 y tranquilidad para el Cultu, mas que, algunos minutos más tarde, doble amonestación para Rivero y cuarto expulsado en los trenelenses. A esa altura, ya los turcos manejaban el partido a voluntad.

El final llegó de manera anticipada con la quinta expulsión en All Boys, en este caso de Allara, con lo cual el árbitro dio por terminado el cotejo por inferioridad numérica.

Una final que prometía demasiado y que no debió terminar de esa manera, adelantada, con algunas quejas, mucha bronca, festejos tenues por un lado y caras largas por otro.

Una final no se merece terminar de esa manera. Está claro que, entre todos, jugadores, auxiliares y árbitros habrá que entender que esto es precisamente fútbol de veteranos, que a veces la cabeza va más rápido que las piernas y que si bien, muchas veces hay acciones que deben ser sancionadas de buena manera, en otras, tomarse una pausa para analizar la acción, podría resultar bastante criterioso.


Lo más leido de la semana