Para el volante, el “decano” pagó la falta de precisión a la hora de definir. Quedó un sabor amargo.

A Facundo Montero el empate le dejó un gusto “amargo. Era una final y estábamos en nuestra cancha”, se lamentó. Pico FC sabía las virtudes y defectos del rival y no lo supo aprovechar. “Tienen un buen lanzador en pelota parada y encontraron el gol así. Un córner que se desvía en uno nuestro y se mete”, contó el jugador.

El ayer volante por derecha admitió que sabían que tenían que atacar por su lado para crear más peligro. Y así fue, el problema es que “no fuimos contundentes”, dijo. “Fuimos más claros y tuvimos más chances pero no se dio. Hay que ser más preciso a la hora de definir”, expresó Montero.

De todas formas “cacu” develó que sabían que el empate iba a llegar en cualquier momento. Siempre “estuvimos convencidos de lo que queríamos”, sostuvo. El “decano” debe viajar a Trenel en la próxima donde se juega otra final contra un rival directo. All Boys está dos puntos arriba de Pico FC y será un partido clave en la búsqueda de permanecer en la categoría.


Lo más leido de la semana