amargo. De todas formas Matías Ocampo, en charla con Pampa Deportiva, resaltó la importancia del punto obtenido.

Pico comenzó ganando el partido casi desde el vestuario, como se dice en la jerga futbolística. Pero “Nos costó encontrar la pelota, siempre la manejaron ellos" admitió Matías Ocampo, explicando la igualdad.

Si bien el empate de Independiente llegó sobre el final, antes del gol “hubo 10 minutos que se nos venían por todos lados” expresó el jugador. Por eso más allá del sabor amargo, resaltó el punto obtenido.

El “topo” sabe que Estudiantil e Independiente son “dos rivales duros”, por eso estos puntos sirven en la recta final. “Si me das a elegir a mi, prefiero llegar tranquilo a las últimas fechas y con la cabeza relajada”.


Lo más leido de la semana