El 24 de junio comienza el torneo de Liga Pampeana, y Pico sueña con temer en el plantel a Mauricio Romero. El jugador viene de jugar en la B Nacional para Agropecuario de Carlos Casares, en la última temporada.

Mauricio Romero está en nuestra ciudad, con su familia ya instalada y sus hijos jugando en el fútbol infantil de Pico FC, club de sus amores.

Si bien no confirmó su retiro del fútbol profesional, el jugador se encuentra queriendo iniciar su camino como entrenador ayudando en la institución decana con los más chicos.

Teniendo en cuenta esto, la gente del fútbol de Pico sueña con tenerlo en el plantel para esta temporada liguista. Según informaron fuentes cercanas al club, lo incluirían en la lista de buena fe, a la espera de convencer al futbolista para que juegue al menos un año.


Lo más leido de la semana