La felicidad y la emoción de la basquetbolista en los festejos, fueron el final de una noche de ansiedad, tranquilidad y sufrimiento. “Regi” formó parte del Quimsa campeón de la Liga Nacional

“Era una final. Y como todas las finales son duras”, comenzó diciendo Regina Carosio, la basquetbolista piquense que se consagró campeona de la Liga Nacional de Básquet con Quimsa. El conjunto santiagueño le ganó la final a Velez, un equipo que “se había reforzado muy bien para la segunda parte del torneo”. por eso sabían que iba a ser parejo, aunque “no tanto como para tres suplementarios”, dijo entre risas. 

El segundo título de Quimsa llegó dos meses después de haber perdido en la definición del Apertura con Berazategui. Y si bien “no se vivió como una revancha, tiene otro sabor porque nos pegó mucho perder así”, contó Carosio.  Esta vez volvieron a llegar al final four primeras en la tabla y no querían que les “vuelva a pasar lo mismo”, explicó la jugadora nacida en nuestra ciudad que obtuvo su primer campeonato. 

En lo personal “tuve muchos sentimientos en esta final”, expresó “Regi”. “Felicidad por estar ahí jugándola, ansiedad porque tenía muchas ganas de ganarla, tranquilidad al comienzo del partido y en el último cuarto empecé a sufrir mucho”, contó. Igual el sufrimiento se fue en el último suplementario, cuando “algo dentro mío me decía que íbamos a ganarlo”, desveló. 

En cuanto al juego, “me sentí mejor y con más confianza porque tuve más minutos que en la final pasada”, declaró Carosio, aunque sostuvo “eso es algo secundario. Lo importante era ganar estando dentro o fuera de la cancha”. 

Del futuro “todavía no se nada en concreto, pero en la segunda parte del año se juega el Torneo Federal y probablemente me quede viviendo y entrenando en General Pico y viaje a jugar, debido a que las fechas del Federal son cada 15 días”, terminó.


Lo más leido de la semana