El primer equipo de básquet adaptado de General Pico entrena con mucho entusiasmo en Pico FBC

El primer equipo de básquet adaptado de General Pico entrena con mucho entusiasmo en Pico FBC
19 Septiembre, 2020 a las 21:07 hs.


En General Pico se está formando el primer equipo de básquet adaptado de la ciudad. Se trata de diez jóvenes de la ciudad y de localidades vecinas que entrenan en el gimnasio de Pico FBC bajo la dirección de la profesora Corso, con el objetivo de competir con el combinado santarroseño de esa disciplina deportiva y formar parte de la Federación.

A partir del mes de junio pasado, comenzó a entrenar el equipo de básquet adaptado en silla, conformado por un grupo de 10 jóvenes de General Pico y de localidades vecinas, es el primer equipo de Básquet adaptado de nuestra ciudad. Entrenan los días martes y jueves a las 14 horas, a las órdenes de la profesora Fiorella Corso, en las instalaciones de Pico Fútbol Club.

Por su parte, la directora de Deportes y Actividades Físicas, Mariela Lera comentó que “si bien se venía entrenando de manera particular, a partir de este año nuestra ciudad cuenta con el orgullo de tener el primer equipo de básquet adaptado”.

La funcionaria municipal destacó que de manera conjunta, con el equipo que entrena en la ciudad de Santa Rosa, se logró poder formar parte de la Federación Pampeana de Básquet, y planificar futuras competencias a nivel provincial. También se acordó la posibilidad de participar en ligas nacionales.

Cabe destacar que además del entrenamiento que realizan en el club, los jóvenes deportistas concurren al gimnasio Personal Time, con el profesor Sergio Aguilera, que tiene a su cargo la preparación física del equipo que pertenece a la Municipalidad.

Jugadores locales

El equipo está integrado por jóvenes que ya venían jugando, desde hace mucho tiempo en este deporte y por otros que recién están comenzando. La idea es que cuando vuelva a permitirse la competencia, se pueda comenzar a hacer partidos contra el equipo que tiene la ciudad de Santa Rosa.

El básquet adaptado pueden jugarlo jóvenes con diferentes capacidades, gente que tiene una lesión alta o gente amputada. El básquet adaptado, permite mezclar a personas con muchas discapacidades diferentes. Se juega casi como el básquet tradicional, con las mismas características de cancha y aros, sólo varía la forma del dribling.

Nicolás Allier nació en La Maruja y desde hace años vive en nuestra ciudad: “Yo tengo una lesión en la décima y quinta dorsal, no manejo tronco, no puedo levantarme si agarro la pelota de costado o de adelante”.
Valentín Gómez tiene una lesión de grado tres, tiene un poco de movilidad del tronco y puede pasar la pelota. Ambos forman parte del primer equipo local de básquet adaptado y son los únicos dos jugadores del equipo que tienen sillas deportivas.

“Al equipo le hacen falta sillas, es fundamental porque sin silla deportiva no se puede jugar, la mayoría tiene sillas de andar. Es muy peligroso, por la posibilidad de chocar. Por más que no tengamos sensibilidad en las piernas igual nos podemos quebrar”, señaló Nicolás que detalló que la principal diferencia que tiene una silla profesional, hecha para practicar básquet adaptado, está en la inclinación de sus ruedas, lo que le da una mayor estabilidad, además están provistas de paragolpes y ruedas de roller. Suelen ser más pesadas que las sillas convencionales, pero tienen mucha más agilidad en cuanto a movimiento, para doblar, para frenar e ir hacia atrás.

Entusiasmo

En el equipo hay jugadores experimentados como Allier y otros que recién comienzan a practicar básquet adaptado con mucho entusiasmo, como Leonardo Mondino.

Nicolás Allier, con 41 años, es ya un jugador experimentado, jugó básquet adaptado en la Tercera División de Tucumán para el combinado de FADIT y más tarde lo hizo para SICA, en la primera división, antes de terminar sus estudios como lutier profesional y regresar a nuestra provincia.

Abandonó la práctica del básquetbol durante algunos años, porque en La Pampa no existía la práctica adaptada de esta disciplina. Por eso cuando se comenzó a formar el equipo local, se sumó de inmediato.

“Cuando me fui a estudiar a Tucumán, Técnico Profesional Lutier, conocí a Ramón Muro de FADIT (fundación Atletas Discapacitados Tucumán) que me invitó a jugar y desde entonces lo práctico”, comentó Allier.
Leonardo Mondino en cambio, jamás había jugado a este deporte, fue invitado por Fiorella Corso a través del Centro rehabilitacion deportiva.

“Descubrí una actividad linda, que me ayuda físicamente y también a estar bien anímicamente. Como equipo que se está formando, por ahora tenemos el objetivo de conocernos bien y después, más adelante, jugar con el grupo que entrena en Santa Rosa para interactuar y movilizar la práctica de este deporte en la provincia”, dijo Leonardo Mondino, que sólo hace tres meses que empezó a jugar. Leonardo nunca había participado de ningún deporte colectivo, solamente había hecho entrenamiento personal, gimnasio y rehabilitación física.

Logro para General Pico

La directora de Deportes y Actividades físicas, Mariela Lera, no puede ocultar su orgullo por el equipo local de básquet adaptado: “Estamos muy felices de que Pico pueda tener sus propios representantes. Tenemos muchos objetivos más por delante, pero hoy estamos muy contentos, más que nada por la cantidad de chicos y chicas que se han acercado para participar de este proyecto. Antes sólo tenían la opción de ir a entrenar a Santa Rosa, lo cual era muy desgaste para ellos y para sus familias. Ahora pueden entrenar en Pico, es una gran ventaja”, dijo Lera.

En esta nota hablamos de: