Guillermo: No pienso en un cruce con River

thumb image
30 Abril, 2016 a las 15:10 hs.

El ‘Mellizo’ reconoció que “vamos partido a partido y no importa a quién enfrentamos”. Entre otros temas, contó su reacción con Pablo Pérez en el vestuario tras el empate con River, lo comparó con una anécdota con Bianchi y negó tener una lista de prescindibles

En una extensa y jugosa entrevista con Fox Sports Radio, Guillermo Barros Schelotto se refirió a la gran actuación de Boca ante Cerro Porteño por Copa Libertadores. También habló de un hipotético cruce con River, diferenciándose de Marcelo Gallardo. Además, contó cuál fue su reacción con Pablo Pérez en el vestuario, luego del partido con River en el que se hizo expulsar a los 10 minutos, y muchos temas más. A continuación, sus frases más salientes.

El andar del equipo en la Copa Libertadores y una hipotética semifinal ante River:

“Va creciendo el sentimiento de que somos un equipo que se va haciendo duro y el equipo empieza a potenciar las individualidades. No nos importa a quiénes enfrentar, pero uno sabe que se tiene que enfrentar a los mejores para llegar a la final y si en ese camino está River, ojalá que nos enfrentemos, pero hoy por hoy no tenemos que enfocar en Cerro”.

El rendimiento del equipo:

“Creo que hemos mejorado mucho con respecto al partido con Racing. Jugamos partidos de visitantes y ganamos. Hemos sido mejor que el rival, dominando el partido, como contra Racing, con Cerro. La verdad que no es que se va ilusionando, pero sí va creciendo el sentimiento de que somos un equipo que se va haciendo duro. No es que el equipo aparece el primer partido y te das cuenta que es el camino de un equipo campeón, sino que se va armando y haciendo fuerte a través del torneo. Nosotros estamos yendo por un buen camino, creciendo, mejorando, consiguiendo resultados y haciendo buenos partidos. Eso no significa que el partido del jueves está definido; tenemos que definirlo de local. La verdad que agarraron rápido los conceptos y las ideas. Estamos mejor de lo que esperaba”.

“No es necesario el látigo o dejar que cada uno haga lo que quiera, sino que alcanza con un gesto o una palabra. Los silencios hablan”

 A propósito del caso Pablo Pérez, Guillermo cuenta la anécdota con Carlos Bianchi en la Intercontinental ante el Milan en 2003

La posición de Carlos Tevez como centrodelantero:

“La intención es que puede ir a una lucha típica de ‘9’ o pueda salir y jugar, como lo hace. Lo conozco de chiquito, cuando debutó yo estaba jugando y lo veía en los entrenamientos. Y conocemos sus condiciones, puede ser centrodelantero, enganche o ir por las puntas, puede leer el juego, como con el centro de Meli. Es importante tenerlo ahí, sobre todo por la ausencia de Osvaldo”.

Los refuerzos y la lista de prescindibles:

“En el mercado de invierno va a ser difícil lograr incorporaciones. Pero no nos podemos adelantar. Tenemos los lesionados que tenemos, la de Fernando (Gago) es una baja muy importante, todas, como la de Cubas también, pero Fernando por ejemplo y por profesional es una ausencia importante. El equipo tiene que ir reemplazándolos. No tenemos una lista de prescindibles ni hablé con Daniel Angelici de eso. Estos temas se hablarán una vez que termine el torneo”.

El estado físico de Daniel Osvaldo:

“Calculo que el lunes o martes se va a sumar al grupo con pelota y trabajar la parte física para ponerse a punto. Treinta y pico de días sin trabajar en lo físico ni con pelota. Ya está bien, puede empezar a hacer trabajos de campo. El lunes se va a sumar y agregarle en la parte física. Y analizar cómo lo vemos a él, algunos tardan más, otros menos. Necesitamos que cuando vuelva esté bien en todo, no solo de la lesión, sino también futbolística y físicamente”.

Su futuro como entrenador de Boca:

“Estoy bien, estoy cómodo, muy bien en el club. Pero también sé que los resultados tienen que ver, también el buen juego, la empatía que debe tener el equipo con la gente. Me parece que todas esas cosas tienen que verse para que uno pueda continuar en el tiempo. Pero lo único que pienso hoy es Cerro, que hay que ganarle, nada más”.